Con Muchas Respuestas

¿Hay que lavar un pollo antes de cocinarlo?

No. Cuando compréis un pollo entero, no lo debéis lavar antes de cocinarlo. Es cierto que en la piel del pollo se pueden encontrar todo tipo de bacterias. Esto se debe básicamente a la vida del animal y a su medio ambiente, tanto si se ha criado en una granja como al aire libre, las bacterias están a la orden del día. Pese a los estrictos controles sanitarios que llevan a cabo las autoridades competentes para asegurar la salubridad de los productos, es inevitable que algunos sigan manteniendo bacterias en su piel.

El problema es que si metemos un pollo debajo del grifo, esas bacterias no desaparecerán sino que se expandirán y dispersarán por todo el espacio. Desde el aire, tus manos, tu cocina, la tabla de cortar, tu encimera… Habrás pasado de tener bacterias en la piel del pollo a tenerlas por toda tu casa. Como puedes ver, lavar un pollo con un chorro de agua al final es peor que no hacerlo. Las bacterias que están en la piel, no hubiesen salido de allí por si mismas.

Dicho esto, y teniendo claro que no vas a lavar el pollo antes de cocinarlo, también sabemos que no te vas a comer el pollo crudo. Lo tendrás que cocinar. Por ello no debes preocuparte por estos incómodos bichitos que habitan tu comida. Cuando cocines el pollo, ya sea introduciéndose en el horno o cualquier otra forma de cocción, el calor resultante de su cocinado eliminará a esas bacterias. no quedará ni rastro de ellas cuando te lo lleves a la boca. Así que ya sabes, cuando compres un pollo, ni se te ocurra darle una ducha para que quede limpio y aseado. Ese exceso de limpieza te llenará a ti y a tu hogar de pequeños y desagradables huéspedes. 

© 2021 Con Muchas Respuestas Contáctanos Política de privacidad